miércoles, 10 de diciembre de 2014

En "El Gallinero" hay 298 niños que malviven como en Nigeria o Etiopía.

“A mí no me gusta ser un ladrón y seguir así de sucio, yo quiero trabajar limpio y coger mi dinero para mi casa”. 

Habla uno de los 298 niños que viven en el poblado chabolista El Gallinero (Villa de Vallecas). 

Una infancia nómada entre deposiciones, basura, ratas, serpientes y una violencia extrema que tratan de evitar inútilmente. 

La ONG Save the Children y la Universidad Pontificia de Comillas presentaron ayer un informe en el que equiparan la situación de este enclave, a 12 kilómetros del centro de Madrid, con la que padecen las poblaciones de países africanos como Nigeria o Etiopía. “Viven al margen de la sociedad española y en condiciones que se asemejan a los peores poblados del mundo. Su acceso al agua es limitado y sufren peligros permanentes todos los días”, aseguró la directora de Políticas de Infancia de Save the Children, Ana Sastre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario