sábado, 10 de enero de 2015

Boko Haram perpetra su ofensiva más letal en el noreste de Nigeria

Fuentes policiales aseguran que una niña, de no más de 10 años, llevaba consigo los explosivos.


La secta radical Boko Haram no da descanso en su campaña de violencia indiscriminada en el noreste de Nigeria. 

Ayer, una carga explosiva que llevaba una niña de 10 años explotó a la entrada de un mercado de Maiduguri, capital del Estado de Borno y uno de los enclaves fundamentales en la agenda de la milicia terrorista. Al menos 19 personas perdieron la vida y otra veintena resultaron heridas. 

Como señalaba en una charla reciente el analista camerunés Martin Ewi, del Instituto para el Estudio de la Seguridad, Boko Haram está haciendo uso de niñas —secuestró a más de 200 en una escuela en abril— y mujeres en sus atentados “debido a que levantan menos sospechas” y elevan “la conmoción de la comunidad internacional”. Ashiru Mustapha, miembro de un grupo de autodefensa, dudaba ayer de que la explosión fuera deliberada. “Dudo que supiera qué llevaba encima”, dijo a France Presse.

El atentado en Maiduguri culmina la que, según organizaciones como Amnistía Internacional (AI), es la ofensiva más sangrienta en la historia de Boko Haram. La milicia liderada por Abubaker Shekau lanzó el pasado fin de semana un ataque contra la población de Baga, en el Estado de Borno, a orillas del lago Chad, donde tomó el control de una base militar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario