domingo, 15 de febrero de 2015

Otro éxodo kosovar, en tiempo de paz

La crisis causa una estampida migratoria. El país pierde el 4% de la población en un año.


En grupos pequeños o en autobuses fletados específicamente para ello. Cientos de mujeres, hombres y niños abandonan Kosovo cada día para tratar de alcanzar la Unión Europea. 


La mayoría lo hace atravesando Serbia, buscando los 170 kilómetros de frontera que ese país tiene con Hungría. Lo que empezó como un goteo de quienes tratan de escapar de la penosa situación económica de Kosovo, empieza a adquirir este invierno trazas de salida masiva. 

Las autoridades húngaras afirman que en los últimos diez días han interceptado a más de 5.000 personas tratando de cruzar sin autorización. Y desde enero han registrado 10.000 peticiones de asilo de kosovares (la mayoría, de origen albanés); muchas más que las 6.000 de todo el 2013.

Fotografía: Un kosovar con un bebé trata de cruzar ilegalmente a Hungría desde Serbia, cerca de Asotthalom, el 6 de febrero. / LASZLO BALOGH (REUTERS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario