domingo, 23 de agosto de 2015

Italia alerta ante el egoísmo y la improvisación en la crisis migratoria

    El ministro de Exteriores italiano teme que se suspendan los acuerdos de Schengen.

    'Los inmigrantes no llegan a Grecia ni a Italia ni a Hungría, sino a Europa'.

    El agravamiento de la crisis de la inmigración en los últimos tiempos amenaza con arrancar "el alma de la UE". Son palabras del ministro italiano de Asuntos exteriores, Paolo Gentiloni. El titular de Exteriores italiano teme que la crisis migratoria provoque un replanteamiento de los acuerdos de Schengen, que permiten la libre circulación de personas entre los países de la Unión Europea.

    Las caóticas imágenes de los últimos días en la frontera entre Grecia y Macedonia con miles de refugiados agolpados representan una amenaza real para la libre circulación de personas, según ha asegurado Gentiloni en una entrevista publicada en el diario italiano 'Il Messagero'. Las autoridades italianas han rescatado desde el sábado a unos 4.400 inmigrantes en aguas cercanas a la costa Libia. Los inmigrantes viajaban en más de una veintena de embarcaciones que solicitaron ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario