jueves, 29 de octubre de 2015

“Nuestra madre murió porque corrió demasiado despacio”

Abuk es uno de los cientos de niños que han huido del conflicto de Sudan del Sur y a los que la ONG ayuda para conseguir el reencuentro con sus familias.

Fue una de las cosas más tristes que he escuchado decir a un niño: "Nuestra madre murió porque corría demasiado despacio". Yo estaba en Sudán del Sur, donde hoy día, dos de sus 11 millones de habitantes viven desplazados por el conflicto civil. Viajé para conocer la situación y poder contar a mi regreso cómo viven miles de niños. El escenario que conocí me marcó especialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario