lunes, 4 de abril de 2016

No habrá paz para los hambrientos

La falta de comida es protagonista antes, durante y después de los conflictos. La FAO insiste en sentar bases que contribuyan a una estabilidad duradera.

John Boyd Orr, el primer director general de la FAO (la agencia de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) decía que el hambre está en el centro de todos los problemas del mundo. Quizá fue demasiado lejos, pues “la falta de comida no suele ser la única ni la principal causa de los conflictos, aunque está claro que muchas veces contribuye a crearlos”, afirma Emmy Simmons, la autora del estudio Cosechando paz que trabajó 30 años en la agencia estadounidense de desarrollo USAID.



No hay comentarios:

Publicar un comentario