sábado, 9 de abril de 2016

Nuevos casos de ébola confirman la resistencia del virus a desaparecer

La peor epidemia de Ébola de la historia que golpea a África occidental desde diciembre de 2013 y que ha provocado más de 11.300 fallecidos sobre un total de 28.000 casos, se resiste a desaparecer. 

La han dado por muerta hasta en dos ocasiones y, cada vez, la irrupción de nuevos rebrotes ha frustrado el ansiado final. Este domingo en Monrovia, la capital de Liberia, un niño de cinco años se convertía en el duodécimo caso que se conoce en esta región, de los que nueve han fallecido, desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara oficialmente el fin de la epidemia el 14 de enero pasado. Este organismo ya había advertido del enorme riesgo de que el virus reapareciera dada su enorme capacidad para resistir en los fluidos corporales de pacientes ya sanados, de hasta nueve meses en el semen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario