viernes, 22 de abril de 2016

Una discapacidad de ida y vuelta en la espina bífida

Por si fuera poco luchar contra los síntomas y secuelas de una enfermedad crónica, a veces toca batallar también contra obstáculos administrativos que recrudecen aún más el día a día de las personas afectadas. Es el caso de Paquito, un niño de siete años que nació con un defecto en la columna vertebral causado por un fallo en el cierre del tubo neural. Lo que se conoce como espina bífida. «Hace cuatro años, los servicios sociales del Principado de Asturias reconocieron a mi hijo un grado de discapacidad permanente del 33%, pero en la última revisión se le ha retirado dicha discapacidad», explica su madre, Dámaris Palacios. «No estamos de acuerdo». La familia ha recurrido y denunciado dicha decisión y además, está recabando firmas de apoyo a través de una campaña publicada enwww.change.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario