sábado, 7 de mayo de 2016

Un contador de respiraciones para salvar la vida a los niños con neumonía.

La neumonía provocó en 2015 casi un millón de muertes entre menores de cinco años. Un nuevo dispositivo detecta posibles casos de manera sencilla y eficiente.

Durante 2015, la neumonía causó casi un millón de muertes (922.000) de niños menores de cinco años, lo que supone el 15% de todas las causas de mortalidad de esta franja de edad en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"La neumonía es una enfermedad olvidada y, sin embargo, es la que más niños mata”, explica a Sinc Kristoffer Gandrup, director del equipo de Innovación de la División de Abastecimiento de Unicef, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, que ha creado un nuevo dispositivo para detectar esta afección.





No hay comentarios:

Publicar un comentario