miércoles, 27 de julio de 2016

Zahra, quemada viva para saldar una deuda de honor en Afganistán

Tenía 14 años, estaba embarazada y la mataron quemándola viva "para saldar una deuda, posiblemente de sangre, entre dos familias"


Se han registrado 2.579 casos de violencia extrema contra la mujer.

"Para millones de seres humanos el verdadero infierno es la tierra", profetizó el filósofo alemán Arthur Schopenhauer. Unas palabras que describen a la perfección las últimas y terribles horas de Zahra Azam, la última víctima de los crímenes de honor en Afganistán.

Tenía 14 años, estaba embarazada de varios meses y la mataron quemándola vivaen la provincia de Ghor, al noroeste del país, "para saldar una deuda, posiblemente de sangre, entre dos familias", según fuentes policiales. Se seguía la tradición afgana del Bad Dadan, una práctica ancestral que consiste en ofrecer a niñas y mujeres para satisfacer disputas entre tribus o familias enfrentadas, y que en caso de que se produzca una ofensa de honor entre las mismas significa una sentencia de muerte.

Fuente de la noticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario