miércoles, 24 de agosto de 2016

Críticas por la falta de previsión tras el seísmo que deja ya 247 muertos en el centro de Italia

La mayoría de los edificios de nueva construcción en toda la zona afectada es de cemento armado y sin las necesarias medidas de protección anti-sísmica.

Iglesias derrumbadas, casas hechas añicos, escuelas y hospitales destruidos. El polvo y los escombros han sepultado localidades enteras en el centro del país dejando un escenario apocalíptico que ha dejado 247 muertos. "Los daños son innumerables", lamentó el alcalde de Norcia, Nicola Alemanno. En el cercano pueblo de Accumuli fueron desalojadas cerca de 2.500 personas. El alcalde Stefano Petrucci confirmó que la mayoría eran turistas que se encontraban pasando unos días de vacaciones en la localidad. "Intentaremos ayudarles y darles asistencia pero es mejor si abandonan el pueblo. La herida del Aquila está todavía fresca".

No hay comentarios:

Publicar un comentario