martes, 1 de noviembre de 2016

Boko Haram se ceba con la infancia.

Más de 14.000 niños sufren malnutrición aguda severa en Diffa, una región de Níger asolada por el terrorismo yihadista.

El terrorismo sanguinario de Boko Haram ha provocado una crisis humanitaria en el corazón de África que afecta de manera especialmente grave a la infancia: 1,4 millones de niños menores de cinco años de la cuenca del lago Chad (Chad, Níger y Nigeria) han sido desplazados a la fuerza por este grupo terrorista que desde 2009 intenta establecer la ley islámica o sharia en Nigeria. La seguridad y la situación humanitaria en la región de Diffa, en la frontera entre ese país y Níger, se ha deteriorado drásticamente desde los primeros ataques en febrero de 2015. El Fondo de Naciones Unidas para la infancia (Unicef) estima que 14.338 niños sufren malnutrición aguda severa (SAM, por sus siglas en inglés). Los casos más extremos recuerdan a las peores imágenes de las crisis de Somalia o de Biafra. No hay hambruna y, al menos, ha llovido a base de bien este año y algo se ha podido cosechar, pero miles de niños no comen o comen mal.

Fuente de la noticia @Planeta_Futuro

No hay comentarios:

Publicar un comentario