viernes, 3 de marzo de 2017

Identificada una nueva diana terapéutica capaz de frenar la progresión del alzhéimer

El bloqueo de la proteína Keap1 en modelos animales permite prevenir la neurotoxicidad causada por las placas de proteína beta-amiloide.


El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, esto es, ocasionada para una destrucción progresiva de las neuronas cerebrales. Una enfermedad que se corresponde con el tipo de demencia más común en todo el mundo y para la que, aún a día de hoy, no existe cura. De hecho, los únicos tratamientos disponibles se limitan a paliar la sintomatología asociada a la enfermedad. Y es que aún no se ha encontrado una manera para detener, o en su defecto ralentizar, los efectos de la acumulación en el cerebro de ovillos neurofibrilares de proteína tau y de placas de proteína beta-amiloide, altamente tóxicos para las neuronas. Sin embargo, investigadores del Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) podrían haber dado un paso significativo a la hora de frenar la progresión no solo de la enfermedad de Alzhéimer, sino de también de otras patologías neurodegenerativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario