sábado, 18 de marzo de 2017

“Piensas que te desahogas y te están ahogando”

Beatriz Esteban no recuerda cómo llegó la anorexia a su vida, pero sí sabe que mucho antes del rechazo a la comida ya estaban allí la angustia, la falta de autoestima y "el sentimiento de que nunca era suficiente". Empezar a contar cada bocado fue sólo la punta del iceberg, la cara visible de una espiral que crecía por dentro y que, sin anunciarse ni pedir permiso, fue haciéndose dueña de su día a día.

Enlace Externo

No hay comentarios:

Publicar un comentario