sábado, 13 de enero de 2018

La historia detrás de la conmovedora imagen de un niño que llega congelado al colegio

Wang Fuman, con tan solo ocho años de edad, camina una hora y media desde su casa bajo temperaturas gélidas que llegan a alcanzar los nueve grados bajo cero.

Una capa de nieve cubre el pelo, las manos y las cejas de Wang Fuman, un niño de ocho años que camina todos los días una hora y media para ir a la escuela. Fuman vive en la localidad de Zhaotong, en una zona rural de la provincia de Yunnan, al sur de China. Los días en que tiene colegio, el menor recorre 4,5 kilómetros con una temperatura de nueve grados bajo cero. Gracias a su profesor, las imágenes se dieron a conocer al mundo a través de las redes sociales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario