sábado, 6 de enero de 2018

Niñas que se dejan la vista al tejer para subsistir

En Cachemira, un buen número de chicas se gana la vida bordando ropa y alfombras. Las largas jornadas y la mala iluminación están afectando a su salud.

En las afueras de Srinagar, una ciudad de más de un millón de habitantes en la zona de Cachemira administrada por India, la mayoría de la población depende directa o indirectamente de una única actividad para su subsistencia: la realización de trajes tradicionales cachemiros. Para gran parte de sus habitantes, producir o vender artículos como chales, namda (alfombras) y pheran(mantones) es la única manera de ganarse la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario