domingo, 21 de enero de 2018

Una incubadora portátil y plegable.

Cada año mueren 1,1 millones de niños prematuros por falta de equipamientos.

Cada año nacen unos 15 millones de bebés de forma prematura (antes de las 37 semanas de gestación), de los que mueren 1,1 millones. No es una lacra que se reparta homogéneamente. Los países ricos, con sus modernas tecnologías, tienen tasas muy inferiores a los del resto, donde pensar en una incubadora es un ejercicio de imaginación. Según la Organización Mundial de la Salud, el 75% de las muertes derivadas por un nacimiento prematuro podrían ser evitadas si los tratamientos fuesen más asequibles. Con esta idea en la cabeza, James Roberts, un inglés de 23 años, ha creado una incubadora plegable y portátil que le valió el primer premio de diseño James Dyson.


No hay comentarios:

Publicar un comentario