jueves, 5 de abril de 2018

Pérez-Reverte: “El maltrato animal en España sale gratis. La legislación es una vergüenza”

El autor lanza ‘Los perros duros no bailan’, una novela policíaca perruna con la que ha sentido no tener que autocensurarse.

Negro es un sabueso mestizo y herido que no quisiera regresar al desolladero. Se ganó un cambio de vida y convertirse en guardián, un hueco para dormir a gusto cuando consigue pegar ojo, buenas costillas de ternera, darse un garbeo si se lo pide el cuerpo, pero a costa de no saltarse unas pocas reglas y códigos sagrados. A través de sus ojos y sus patas, Arturo Pérez-Reverte ha trasvasado en Los perros duros no bailan (Alfaguara) esa moral identificada con su estilo al mundo canino. Algo que podríamos llamar humanismo animal y que es trasfondo de muchos de sus personajes bandera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario