viernes, 25 de mayo de 2018

La Justicia archiva el caso de Diego, el niño que se suicidó con 11 años: "No aguanto ir al colegio"

En octubre de 2015, Diego González se suicidó tirándose desde un quinto. Tenía 11 años y dejó una carta de despedida: "No aguanto ir al colegio"

La familia acaba de conocer que la Justicia archiva el caso: no ve ni acoso escolar ni sexual


El 14 de octubre de 2015, un niño llamado Diego González se levantaba de la cama antes de las 7.00 horas, se descalzaba para no hacer ruido, dejaba una nota de despedida a sus padres debajo de un peluche, una nota que incluía frases como «no aguanto ir al colegio y no hay otra forma de no ir» para justificar lo que iba a hacer, e inmediatamente después se arrojaba al vacío. Vivían en un quinto piso. Tenía 11 años.

Lo vio desde allí arriba su madre, Carmen. La misma madre y los mismos ojos que hoy rememoran la escena. «El día anterior por la noche me dijo: 'Mamá, te quiero mucho'. Y me pidió que lo despertara a las siete para repasar Naturales. Me levanté, fui al baño, vi sus zapatillas, lo que menos me imaginaba era... Oí un golpe. Fui a su habitación y no estaba. Me di la vuelta a toda la casa. Cuando fui a la cocina, vi que la mampara estaba corrida... y vi a mi hijo allí en el patio... Me volvía loca, no entendía nada».

No hay comentarios:

Publicar un comentario